27 oct. 2008

AVENTURAS Y DESVENTURAS INICIALES

Seis polacas y tres polacos, una checa, un nigeriano, un indio, cuatro españoles y un inglés. No es el casting de “Pesadillas anales III”, son mis compañeros de trabajo. Y es que esto es muy común y es una de las cosas que definen a este lugar, la multiculturalidad. Otra es la complejidad de los procedimientos, el ciclo sin fin que fácilmente podría ser del estilo de “Necesitas tener una cuenta en el Reino Unido para contratar internet, no te podemos abrir una cuenta corriente normal si no tienes trabajo, te denegamos el numero de la seguridad social porque no tienes trabajo, si no tienes numero de la seguridad social no puedes…..aaaaaaah!!!”.

Pero al final uno consigue un trabajo, rompe el ciclo y se pone a luchar contra…. Las recomendaciones. Recomendaciones que te pueden pedir para un buen trabajo, para una beca o un master, para alquilar un piso a través de agencia. Es decir, alguien de fiar que les diga: “Este es Español pero es buen tio, no le va a clavar las banderillas en cuanto le de la espalda y ademas hace buena paella”.
Después de las recomendaciones llegan los impuestos: el impuesto local (council tax), que pueden ser 1000 libras al año tranquilamente, y la famosa la licencia de televisión. Si, si, la que es obligatoria por ver la BBC y cuesta unos 200 euros al año. Lo gracioso es que la tienes que pagar si tienes cualquier aparato con el que se pueda ver la TV publica, no es que te den un sintonizador ni nada de eso, es por ver lo que esta en abierto. Este dinero financia la TV publica y se supone que te dan televisión de calidad, imparcial para todos y no hay anuncios (esto es absolutamente cierto). Tengo que decir que los documentales son maravillosos y hay varios programas interesantes. A mi al menos me parece mejor que alguna mierda que tragamos en España aunque sea gratis (vale, vale aquí también hay gran hermano). Lo que si son gratis, hasta lo que yo he visto, son todas las autopistas. No destacan por su gran calidad pero son de varios carriles y te llevan rápidamente GRATIS. Yo sinceramente lo prefiero.
Me hice en dos días un Coruña-Londres intenso y hasta conmovedor. Había que verme con un coche cargado, dos gatos y la mirada puesta en la carretera como un poseso con una idea fija en la cabeza: UK, UK, UK. Conducir con volante a la izquierda en un mundo de volantes a la derecha es mucho más fácil de lo que pensaba. La única corrección que tuve que hacer es lo de las luces. Yo no sabia que en España las luces del coche alumbran con una ligera diagonal a la derecha (para no deslumbrar a los de la izquierda). Como aquí vas al revés hay que arreglar las luces para que el foco desvíe a la izquierda. Esto se hace comprando por 6 libras en el Ferry una pegatinas majísimas y ya esta. Conduces sin problemas. No hay ningún arreglo más… si te vas a quedar menos de 6 meses…pero eso ya es otra historia y yo solo llevo dos semanas con el vehículo a motor.
Todo este largo monologo trata de resumir las primeras sorpresas que me he encontrado en mi emigración hacia la Isla (no, no siento síndrome de isla). Debo decir en beneficio de esta extraña cultura que me encantan sus parques, su amor por la naturaleza, las ventajas sociales y laborales, la variedad de culturas y comidas, los pubs y muchas cosas mas, que para mi son fascinantes y diferentes. Porque seamos claros, esto no es España. Así que si alguien emigra o viaja con la intención de seguir haciendo lo mismo que hacia en su país y criticar lo raro que es todo y lo mejor que es todo en casa…mejor que se haga las maletas y se vuelva porque nunca será capaz de disfrutar de la heterogeneidad y diversidad de Britania.