29 mar. 2009

LA TRAGICA HISTORIA DE PAUL "EL CARRACA"

Poco se sabe de sus origenes pero podemos suponer que Paul nacio en alguna gris ciudad industrial del norte de Inglaterra. Sabemos que un sobrio y aburrido academico de la universidad de Cambridge se hizo cargo de él con la unica intencion de recorrer unas pocas millas para impartir sus clases. Durante mas de 13 años Paul se vio condenado a un aburrimiento mortal que le hizo perder toda esperanza. De casa a la universidad, de la universidad a casa, de casa a la universidad, de la universidad a casa, de casa a la universidad, de casa a ....AAAAAAAAAAH!

En el ocaso de su vida fue escupido, abandonado, vendido por una miseria a un español necesitado de un vehiculo barato que le llevara a trabajar cada dia. No era tal vez el final que habia esperado pero al menos acabaria sus dias saliendo de los alrededores de Cambridge y casi triplicando sus millas diarias. Sin embargo, enseguida Paul comprendió que nada cambiaria y que moriria sin conocer mundo. En Diciembre del 2009, por un precio casi ridiculo paso a las manos de otro Español de nacimiento; mezcla impura de razas europeas, con un 25% de sangre inglesa en sus venas. Un servidor, Mr. Alan Worthwood.

Paul desperto de su letargo. La vida tiene la capacidad de regalarte sorpresas cuado menos te lo esperas. Cuando todo parece perdido siempre hay una luz, un minusuculo rayo de luz, que por muy pequeño que sea, puede abrir nuevas esperanzas. En estos tres meses Paul ha escuchado risas y gritos, ha llevado a familias y parejas, ha experimentado el riesgo de la velocidad, la emocion del carril contrario, se ha cubierto de una espesa capa de nieve. Ha conocido Londres, la gran ciudad, cruzado el Tower bridge y saludado a la gran catedral. Ha estado en Dover, Warwick, Essex y Herts ha recorrido los verdes y ondulados campos de Kent. Paul ha vivido su ultimos tres meses como una fiesta de despedida, una inesperada fiesta de despedida...

El 27 de Marzo a las 17.25 Paul reventó. Un agujero se abrio en su desgastado motor como una herida mortal. El asfalto se cubrio rapidamente de una espesa capa de aceite y su caracteristico rumor de vibrantes cilindros se paró para siempre. Todo esto ha sido demasiado para el y lo mejor para todos es dejarle descansar. Ha sido una buena aventura, un buen final. Descanse en paz, Paul Alias "Carraca", gracias por todo.

1 mar. 2009

TORPEZA ELECTORAL


En un día en que mis compatriotas han elegido a sus representantes durante los próximos cuatro años en sendas regiones de gran belleza e interés, siento una extraña emoción aderezada por una incipiente certeza. No quiero decir que me entusiasme tener que elegir al impresentable menos malo de los que se me proponen aunque he de reconocer que han habido importantes batacazos por el oeste y grandes oportunidades por el norte. Sin embargo, la emocion de la que hablo viene del exilio.

Una vez mas he sido traicionado por mi mismo pues no he podido votar. No, no es olvido sino torpeza. No me daba cuenta de que no estoy allí sino aquí y que no puedo salir de casa y votar como siempre sino que debo votar como siempre pero desde casa. Algo tan comun, tan civico como votar pasó desapercibido para mi ya que,mientras leia por la red los periodicos y comentarios sobre los pronosticos electorales, en ningun momento pensé "creo que deberia pedir el voto por correo". Fue entonces cuando la evidencia se hizo cierta: Definitivamente, he emigrado.

En esta isla la politica no tiene tanto protagonismo mediatico como en España. No salen todos lo dias en la television echandose basura los unos a los otros. No hay debates televisivos a grito pelado ni grandes escandalos de corrupcion...aunque ocurren. Supongo que falta ese calor latino que hace de todo lo politico una verbena popular. Sin embargo, no deja de ser paradojico que sean lideres en algo tan trivial y embarazoso como los escandalos sexuales. Eso si, aqui esta muy arraigada la participacion ciudadana, hay ONGs de todo tipo, tanto a nivel local como nacional, representan a mucha mas gente de la que cabria esperar y meten bastante presion.

Asi que en un dia en que la certeza solitaria del exilio se hace mas evidente que nunca, os digo: Saludos desde el Reino Unido y que algun dios os proteja ... de ellos, sean quienes sean.