4 abr. 2015

Sobre lo que pasa cuando vives siete años en una isla

Pues si amigos, en unos pocos meses cumplire siete años en esta isla. Llegue en Julio del 2008 y el plan era estar unos 4 años, todo relacionado con unos objetivos laborales claros que ya han sido cumplidos. Pero seguimos aqui. Mi peluquero me conoce, tengo amigos ingleses, me encuentro a veces a gente que conozco por la calle, me gustan las Ales y el Sunday Roast, me gusta el humor ingles y las fiestas de disfraces, me gusta trabajar aqui, tengo mis pubs preferidos, y se donde se come bien y barato, me gustan las largas caminatas por el campo y el te (en mi caso sin leche, con perdon), y soy un fan de Dr Who y Father Ted. Estos para mi son algunos de los sintomas de la integracion, la sensacion de que esta es mi casa. No es todo perfecto, nunca lo es ni lo sera, este donde este uno viviendo, pero el balance general es positivo. Como ya he dicho otras veces, me gustaria que mis mejores amigos y familia se mudaran aqui y eso es sin duda lo que, siete años despues, echo en falta. Los ingleses son gente generalmente amable, muy reservada, a veces hasta el hermetismo, y con un gran miedo al ridiculo. Replicar amistades de muchos años con gente que no habla tu lengua nativa es muy dificil. Por otro lado, como todo inmigrante a veces siento que algunos desconocidos, con los que todos tenemos que interactuar dia a dia, no me escuchan o comprenden o simplemente no tienen interes pero estoy seguro que eso le pasa a un Senegales en Madrid y se que le ha pasado a un Suizo en Malaga.

Sin duda este sentimiento de hogar es si cabe mas fuerte con la llegada, el 17 de Marzo del 2015, de un nuevo ser, un cahorro de hombre, macho, de 3 kilos y 325 gramos. No me lo ha dado la isla pero fue concebido y gestado en isla, ha nacido en la isla y es posible que se crezca y se eduque en esta isla. En unos años hablara con un acento abrumadoramente ingles.


Manos del progenitor y su cachorro

Tener un hijo es una sensacion extraña, dificil de definir. Hay excitacion y alegria pero lo que mas me ha llamado la atencion es la explosion de felicidad de todos los que me rodean. Esa reaccion me genera una gran felicidad. Es increible como un ser que ni sabe donde esta ni porque, al que no le importa que lleva puesto ni y que se dice de el, genere tanto revuelo e ilusiones. Los primeros dias estuvieron llenos de felicitaciones ramos de flores y visitas, de mensajes movilisticos, emails, skypes y megabytes de fotos. Al mismo tiempo nos ocupabamos en casa de un ser fragil e inutil, totalmente dependiente las 24 horas del dia. Su vida estaba en nuestras manos, debia comer cuando tenia hambre que era cada dos horas, ese era su unica funcion, su unica preocupacion. Mientras pasan los dias es fascinante ver como de ese pequeño ingeridor de leche y expulsador de caca y pis, emerge una persona que abre los ojos cada vez mas y estudia sus alrededores con absoluto desconcierto.

Los años que quedan por delante los afronto con ilusion, no siento responsabilidad, ni miedo, ni frustracion, he firmado por esto, el contrato estaba claro, inlcuso alguna de la letra pequeña. Es como quejarse de que el agua moja. Asumo la certeza de que mi vida cambiara y estoy preparado para disfrutar y sufrir cada momento. Estoy de acuerdo con algun blogista en que tener un hijo es un acto egoista e irracional. Ahora que tengo uno debo afinar esa percepcion: La toma de decision es un acto egoista e irracional, es como el amor, instintivo, inexplicable, e ineficaz, que compromete tu economia y cordura. Queremos hacerlo y no sabemos muy bien porque. Sin embargo, ahora veo el matiz: la gestacion de nueve meses, la crianza del cachorro y la posterior contribucion a su desarrollo son actos profundamente altruistas. Hay que claudicar, sacrificar mucho de uno mismo, renunciar a muchas cosas, dar mucho sin esperar nada a cambio (o al menos creo que esa deberia ser la idea). Evidentemente, es posible no hacerlo y afrontar la experiencia como una tortura, como una carga no deseada. Esta perspectiva sin duda asegurara no solo la infelicidad de los concebidores sino del concebido y quien sabe de toda su descendencia. Por eso, estas primera semanas las he vivido...entregado y comprometido... y las he disfrutado enormemente. Pienso hacer lo mismo en el futuro, veremos si el balance es positivo, lo sabre al morir. No negare que es una tentacion peligrosa vivir con la unica idea de que triunfe (bajo mis estandares, probablemente nunca los suyos) y que haga lo que yo nunca pude hacer, que no cometa mis mismos errores, etc. Tratare de evitarlo, otros millones en mi lugar han fracasado.

Queridos lectores, comienza una nueva etapa en mi vida. Respecto a este blog, que empezo cuando llegue a Inglaterra sin mucho mas que ilusiones, no se que decir. Es posible que una larga pausa voluntaria de casi dos años (la ultima vez que escribi fue en Abril 2013) se vuelva a repetir. Es posible que no. Es incluso probable que no vuelva a escribir nunca mas aqui. Como dije en mi primer post seguire escribiendo sobre" un poco de todo de vez en cuando" y avisare cuando lo haya hecho en este espacio. Mientras tanto me despido con un, espero que no muy enigmatico:

Hasta siempre y hasta luego

7 VALORACIONES DE ORIGEN DIVERSO:

Anónimo dijo...

Aqui con esta personita en el regazo a la que es increible,pero ya queremos muvho.GRACIAS!!!!!!!Val

A.W. dijo...

De nada, fue un placer generarlo.

condarco dijo...

Alguien dijo que en la vida hay que hacer tres cosas plantar un árbol, escribir un libro y tener un hij@.
Pero sin duda este último es el que toca lo más profundo del ser humano y hace tambalear tus sentimientos. He tenido una semana única en mi vida, solo permitida por la generosidad de Aida y Diego. Me han dejado compartir a su cachorro. Gracias. muchas gracias.

John missmow dijo...

Hasta ahora todo va bien, contábamos con usted.
Es difícil saber que decir y que hacer, por misterioso o enigmático o trascendente que parezca, tener cachorros es tan natural, tan automático, como matar o comer. Puede ser hecho con premeditación o con desidia, por egoísmo o por altruismo, pero la significación del acto que se repite en creyentes y ateos, sabios e idiotas, responsables e irresponsables, no es en sí mismo notable o digno de admirar.
Podría filosofar sobre este hecho, sus causas profundas, internas, y llegar muy lejos hasta sentimientos y miedos atávicos, Freudianos y verdades que conllevan locura o la más completa indiferencia, pero lo cierto es que hacerlo es algo banal, como buscar el sentido de la vida, un ejercicio para eruditos decadentes y endiosados en una supuesta superioridad intelectual y moral.
Lo cierto es que la vida, sea lo que sea, está ahí, signifique lo que signifique, y no importa lo que se opine y crea. Y la vida hace cosas, y sigue sus caminos ancestrales, de miles de años de tradición biológica y social, y nosotros, o mikel, seguiremos esos caminos, básicamente los mismos, queriendo, dudando, sufriendo... Y es que sea lo que sea vivir, carece de importancia, esta ahí, y solo queda tomarlo como viene, y vivirlo, como una absurda tautología.
Y ya que estamos aquí y la absurda biología nos ha dado corazón, sentidos, sentimientos, amigos y mil cosas más, por muy absurdas que sean, por qué no disfrutar con curiosidad y dejar que esa curiosidad se convierta en un ser pensante, querido y que pueda querer y pensar y sufrir y crear. Probablemente ser padre sea lo más parecido a ser un dios, y la biología y la tradición y la física más absurda, en un universo sin razón de existir, os lo han dado.
Y qué importa el sentido en un lugar absurdo. Simplemente es, y no hay nada más importante o más lógico o más cabal o más inteligente, que poder querer y curiosear con ese pequeño retoño en este mundo idiota que existe por existir, signifique lo que signifique. Eso sí tiene sentido. Felicidades a los tres.

Alan Worthwood dijo...

Magnifico! Deberia volver a escribir en su blog mas a menudo, como disfruto leyendole!

Cierto, a escala global no tiene nada de admirable procrear ni criar, es para lo que hemos sido programados. No hay duda que tener hijos es lo mas tipico que alguien puede hacer, lo mas animal e instintivo, algo que llevamos haciendo desde hace milenios. Pero eso se aplica a todo lo que hacemos. La inmensa mayoria de los mortales somos tipicos, irrelevantes, y pasajeros. Nadie se acordara de nosotros en tres o cuatro generaciones o quedaremos como un borroso recuerdo en un libro, una foto, una grabacion ajada. Que mas da, que importa si somos o no somos recordados por mas o menos tiempo.

Ahora, a escala individual o de unidad familiar, he de decir, como ya he escrito, que yo veo una diferencia entre la decision y necesidad de tener un hijo y los sacrificios y dificultades que uno tiene que estar dispuesto a hacer cuando la fecundacion se ha consumado. La decision es egoista, innecesaria,lo que hace todo el mundo, seguir la corriente de la manada. Despues, durante el embarazo, alumbramiento y posterior crianza, la tortilla se da la vuelta y pasas de ser egoista a querer ser absolutamente altruista. Supongo que es algo instintivo, natural y que muy probablemente la voluntad de sacrificar cosas, la capacidad de tener una paciencia infinita vienen con el paquete, una vez que tienes tienes un cachorro a tus pies, y que las hormonas, el instinto, lo que sea te urge a actuar. Cierto, eres un dios. Es un cumulo de sensaciones buenas, de excitacion, es la sensacion de que la unidad familiar, que era dos, se incrementa y eso produce ilusion. Todos queremos ser dioses, todos queremos ser importantes, el hacer sacrificios por otro ser, caminar hacia el futuro con un cachorro incrementa esta sensacion.

La vida es vida, es un unica oportunidad que se nos presenta para vivir. Si habra otra oportunidad no lo sabemos y por tanto hay que aprovechar esta. Tanto de forma teorica como practica hay que disfutar de la vida, de lo bueno que te rodea y hacer que esta ventana de consciencia infinitesimal signifique algo para uno mismo. Cada uno decide que es lo que quiere hacer con su vida. Una inmensa mayoria de mortales decide reproducirse, entre otras muchas cosas que decide hacer, y como digo yo por razones totalmente egoistas que despues te obligan a hacer lo contrario. Me gusta la curiosidad, me gusta experimentar lo que la vida me ofrece. Este experimento ha empezado y durara el resto de nuestras vidas.

marifris dijo...

Ohh, que post más bonito Diego, es tan sincero y sobre todo, está tan lleno de amor e ilusión. Me veo reflejada en tus palabras cuando yo pasé por lo mismo. Tu reflexión sobre el egoismo vs altruismo me parece la evolución lógica de alguien que pasa por esa experiencia. Tengo muuuchas ganas de conocer a Mikel, en agosto supongo. Estoy rodeada de felices nacimientos y pequeñajos que corretean...a mí eso me parece felicidad.
Estoy segura de que vais a ser unos padres estupendos aunque a ratos deseareis estrujarle el cuello a vuestro hijo (sí, ahora no lo creéis para ya veréis...jajaja)y todo l oque hagáis a partir de ahora tendrá una motivación de fondo muy importante. Orestes ya tiene seis años....seis! os pasará el tiempo volando, más rápido que antes, pero ver a esa cosita crecer será una de las cosas más fascinantes de vuestras vidas.
Muy buena entrada Diego. Un abrazo a los tres.

A.W dijo...

Gracias Marifris! Seguro que querre estrujarlo de todas las maneras posibles!!Por ahora he de reconocer que me estoy divirtiendo!